Archivo de la etiqueta: humor

Amanece que no es poco

Hace menos de un mes que me regalaron por mi cumpleaños Amanece que no es poco (José Luis Cuerda), de la editorial Pepitas de Calabaza. Majestuoso. Mejor quizás que la película. Decía así: “Para mi gran amiga. El próximo año volvemos a hacer balance de corazón”. Que mi queridísima amiga, autora de la dedicatoria, también periodista y escritora, entre otras miles de cosas, me conozca tanto no sé si me gusta demasiado… digamos que sí. 😉

En este magnífico guión de cine se recoge un prólogo exquisito escrito por el mismo José Luis Cuerda, del que merece la pena destacar los siguientes fragmentos:

-“Nos pasan un montón de cosas a lo largo y ancho de la vida. Unas pasan en sentido literal, itinerante, pero de largo, como la suerte que convocamos en algunas ocasiones y apenas nos roza para irse con el vecino; otras, nos traspasan y se llevan con ellas lascas del pulmón, del hiladillo o del miocardio del alma; pero no pocas lo que hacen es quedarse ahí: en nuestras mollas, en el tejido adiposo, en las circunvalaciones del cerebro, en las glándulas suprarrenales, o en los tendones. Estas, las que se quedan en los tendones, son las que con más frecuencia animan a la acción muscular o anímica, y casi siempre proceden de nuestra infancia, que es, en definitiva, nuestra única patria o matria, y no lo digo en servicio de la corrección, sino de la justicia”. 

– “La profesión de mi padre causaba algunos problemas (jugador de póquer). Lo de ‘agricultor’ sonaba a paleto, pasó al año siguiente a ser ‘agricultor propietario’, y al tercero, me dijo: ‘dile al cura que soy requeté’. Yo no sabía lo que era eso pero el cura, cuando se lo dije me preguntó: ‘¿tú es que eres tonto, nene?”.

– “Decía mi padre: la verdad es que habéis salido buenos porque os ha dado la gana. Su idea de la educación era de lo más permisiva”. 

– El día que lo ingresamos, al pasar junto al salón en el que decenas de residentes jugaban a las cartas, sonrió, me dio un codazo cómplice y, señalando a tanto jugador me dijo: “Fíjate qué vicios más raros tiene la gente”. 

-“Cuando intenté entrara en la Escuela de Cine y Jesús Fdez. Santos, que formaba parte del tribunal de admisión, me preguntó que por qué quería hacer películas, le contesté que por convicción intelectual. Así de chulo. Pero con la duda en el alma…”.

-“El humor que siempre me había gustado en cine tenía que ver con Billy Wilder o Berlanga. Entonces hice una reflexión que no he modificado en absoluto. En España es absurdo hacer comedias al estilo de Berlanga, porque ya las hacía él y nadie las iba a hacer mejor”. 

AMANECE QUE NO ES POCO

– “Experimentar con contenidos es menos agradecido que experimentar con continentes. Es más fácil ver las modificaciones en la forma que ver los movimientos en el interior del discurso. Se necesita más atención. Al contrario de lo que opinaba Descartes sobre el sentido común, lo mejor repartido del mundo es la pereza…”. 

– “En contraposición a la tendencia actual a lo deportivo y atlético, practicamos el modus vivendi sedente en el que se oye antes y mejor la percusión que el contrabajo, el clarinete que el violonchelo. (…). En esas estamos, pero yo no quiero hacer películas percutientes, tamborileras. 

PERSONAS

– “Quiero trabajar sobre personas, no sobre robots. Uno de mis actores favoritos, Luis Ciges. Lo primero que me dijo fue: ¿Eres como Luis (García Berlanga) que me deja decir lo que yo quiera?. Soy maniático, dije. ‘Lo que pasa es que te escribo diálogos para que los digas tú’. Siempre me entendí muy bien con él…”. 

– La historia del personaje de Ciges es real

– “Amanece que no es poco y Total provocaron inmediatamente una clara división de opiniones sobre mi talento. O era un genio o era un tonto. Yo todavía hoy, saco la media y lo que sale es un director de Albacete que hace las cosas de la mejor forma que sabe y puede con todas sus potencias cerebrales y emocionales”.

– “Lo mío no es el surrealismo, sino pegarle un revolcón a la lógica, fajarse con ella cuerpo a cuerpo y retorcerle el pescuezo hasta que vomite hasta sus últimos argumentos”.

-“Amanece que no es poco es fruto de un ejercicio de ensimismamiento para buscar las cosas que con más sinceridad y sentimiento llevo dentro. (…). Algunas para que dejen de envenenarme; otras, para permitir, como la espuma de la cerveza, que determinados goces me desborden, y otras más, incluso, para enseñar mi propio andamiaje. (…) Yo rompí a escribir en Albacete y pensé que, puestos a hablar de este mundo en cine, había uqe hacerlo allí. 

DUETO SUPERLATIVO

– “Otro dueto superlativo es el de Ciges y Resines en la cama discutiendo sobre las razones por las que Ciges, el padre, ha matado a la madre de Resines: primero, porque era muy mala, y segundo, porque pensó que a su hijo le podía venir mucho mejor una moto con sidecar que una madre”. Excelente. 

-“Me gusta que los niños aprendan en la escuela cantando porque yo aprendí muchas cosas cantando”. 

– Los estudiantes de la inexistente Universidad de Eaton eran, muchos de ellos, componentes de unos de los grupos teatrales más conocidos de la capital. Los fines de semana acudíamos al bar y de todos terminamos amigos. Quien los pastoreas en brillantísima intervención era Gabino Diego, feo me está decirlo, compone uno de los mejores papeles de su inmejorable carrera”. 

CIFRAS

– Se comenzó a filmar en Ayna enl 27 de junio de 1988, la secuencia en que Perezagua le dice a Tito Valverde (Morencos) que quiere ser intelectual.

-El plan de trabajo se ideó para un rodaje de 9 semanas. El guión se minutó en 2 horas y 20 minutos. Planifiqué 52 horas extras que se plasmaron en el propio plan de trabajo. Hicimos jornadas de 8, 10 y hasta 12 horas. 

-El guión tenía 94 actores con frases: 45 fueron profesionales que vinieron de Madrid, Barcelona, Buenos Aires y La Habana. Y 49 fueron amateur, de la zona, reclutados en un macrocásting al que llegaron desde todos los pueblos de Albacete.

– El día que hubo más figurantes fueron 120. 

-La media de planos fue de unos 25 diarios. 

-Tuvimos un total de 5 créditos durante toda la película

-El presupuesto de la película ascendió a 169.006.570 pesetas. De los cuales 35.000.000 cobraron los actores, 45.000.000 el equipo técnico, 20.000.000 viajes, dietas y comidas, 15.500.000 en decorados y yo cobré 8.500.000 por la dirección y el guión.

-Se presupuestaron unos 35.000 metros de negativo de película de 35 mm.

ADVERTENCIA

-“No quiero terminar sin hacer una advertencia: decía que la película ha quedado una miaja borde. Ya sé que habrá quienes hubiesen preferido un regalo más azucarado por mi parte. Pero es que uno es como es y no me parece mal serlo, por lo menos en estas cosas No es una película reverencial, pero tampoco irrespetuosa, no es complaciente, pero tampoco agrede a lo tonto…”. 

Etiquetado , , , , , , ,