Archivo de la etiqueta: enfermedad mental

La herida

Por: Clara Cadierno

Sobrecogedora, transparente, directa, sin estigmatizaciones. Fernando Franco, director y co-guionista narra magistralmente La herida de Anita (Marián Álvarez). Sufrimiento en forma de rabia, ansiedad, ira, tristeza, culpa, aislamiento… Heridas. Al mismo tiempo, Franco muestra al espectador su forma de mostrar el afecto a través de sus risas, la implicación en el trabajo, el cariño que muestra a determinadas personas, sus abrazos…

Calidad y hondura en el guión. Interpretación muy cuidada, sobresaliente y trabajada la de Marián Álvarez. Planos y escenas que nos conducen desde lo concreto (emociones y sentimientos) hasta la atmósfera que los envuelve: sonidos, relaciones, vínculos, lugares.

Así, la obra ha sido reconocida con el galardón de Mejor Actriz para Marián Álvarez por los Premios Feroz. Nominada, asimismo, a la Mejor Dirección y Mejor Drama.

Por su parte, se ha alzado con dos Goya: Mejor Actriz para Marián Álvarez y Mejor Dirección Novel para Fernando Franco García; además de recibir las nominaciones a Mejor Guión Original, Mejor Montaje, Mejor Película y Mejor Sonido.

Rabia versus implicación y cariño -en la ambulancia-

 –        ¿Hoy toca enfado?

–        ¿Cómo?

–        Estás muy seria, es por tu novio

     (…)

 –        ¿Trabajamos un poquito? Venga, que empiecen por me.

 [Anita y Martín han creado un vínculo estrecho. Él la conoce, sabe “leer” sus emociones. Ella olvida su enfado, se acerca e implica con cariño. Sonríen]

 Ira -en la calle-

 –        (…) que sepas (…) que me has dejado tirada (…), que estoy hecha polvo (…) y ni siquiera me llamas (…)

 [Respiración entrecortada y agitada]

Heridas

 La “desnudez” de Anita nos revela sus heridas: marcas de rabia y culpa, sufrimiento intenso, tristeza agitada.

Cercanía y amor -en la ambulancia-

 –        Elena (…) ¿qué tal tu viaje?

–        Fenomenal

(…)

–        He subido a la Torre Eiffiel

[Elena se expresa alegre, vital e ilusionada]

–        Madre mía, qué suerte tiene. Yo no conozco París porque estoy esperando que un chico guapo me lleve.

[Anita, cercana y cariñosa]

–        Y yo estoy esperando sentada.

[La amiga de Elena y Anita brinda el toque de humor. Risas, amor, compenetración]

 

Amor versus tristeza

          (…)

–        Entonces ¿no te apetece ir a tomar nada, luego, cuando cierres?

–        Mejor lo dejamos así ¿no crees?

–        ¿Y por qué no sales y me das un abrazo después de todo este tiempo?

(…)

 [Se abrazan. De regreso, ella llora]

 

SINOPSIS

Ana tiene 28 años. Se siente útil y satisfecha en su trabajo rutinario ayudando a otros. Sin embargo, fuera de su jornada laboral, Ana tiene serios problemas para relacionarse. Es socialmente torpe e incluso agresiva con las personas más cercanas y queridas. Ana no puede controlar este comportamiento ni sus emociones, por las que sufre y se atormenta, sintiéndose culpable. En el fondo sólo querría estar bien consigo misma y con los demás: ser feliz. Sin embargo, su conducta  autodestructiva y autolesiva no hace sino aislarla aún más. Ana padece lo que los psiquiatras llaman Trastorno Límite de la Personalidad. Pero ella no lo sabe.

Anuncios
Etiquetado , , , ,