Entrevista Mikel Erentxun1

EN EL CUARTO

Mikel es un hombre discreto, y bastante tímido, aunque cuando se sienta, la energía la concentra en el discurso -bastante culto por cierto- y es capaz de mirarte a los ojos con su sonrisa pícara a la que le acompañan sus hoyuelos de siempre. ¿Se acordará de cuándo saltaba en primera fila, gritando su nombre, con vaqueros pitillo y top londinense corto y verde botella, cruzado por detrás?, me preguntaba anoche mientras pensaba por dónde abordar la entrevista para arrancar sin miedo, de cuajo, como empiezan las cosas que merecen la pena.

penelope

-Dónde prefieras, dijo Mikel en bajito

– Pues tú dirás. Yo solo quiero un sitio donde pueda grabar bien el audio y, evidentemente, con estos ensayos y el trancazo que tengo, aquí complicado

-Vamos! (Pero cuidado con el techo que está bajito y te puedes dar que eres muy alta. Adelante).

Cuando llegamos estaban sus colegas del grupo a los que invité a unirse a la “fiesta del desnudo” periodístico, esto es, siempre he pensado que cuando un periodista lleva un papel y una grabadora, y más todavía si lo acompaña con un bolígrafo, ya suele ser más -bien entendido- que el que recibe el batallón de preguntas, inquieto, algo intranquilo, esperando la pregunta de siempre, el escote acostumbrado o… Vete tú a saber.

En este caso, Mikel me observaba con calma, como el que se fuma un cigarrillo sin prisa, disfrutando del momento. 

-Nos sentamos, no?

-Bueno, vale. Aquí?

-Donde tu digas, Mikel. Vosotros (sus compis del grupo), os podéis quedar si queréis… Como veáis.

-Pues nada, tú dirás

La entrevista podía haber empezado por: Hola Mikel, te llamas como uno de mis hijos. O, bonita gorra. O…Cuánto tiempo tenemos? Sin pensarlo dos veces, mirándole fijamente a la cara medio tapada con su flequillo y su pelo con el estilo de siempre, pero completamente gris, me sonrió con esos hoyuelos irresistibles. Es el momento.

-Pues nada, Mikel, allá vamos. Bueno, me llamo Carmen, que creo que ya te lo he dicho antes y antes de nada que sepas que de adolescente era fan-fan tuya.

-En serio? Anda, qué bueno

-Sí, te lo prometo. Tengo todos los discos de Duncan Dhu y los primeros tuyos. El que más me gusta, el álbum Acróbatas.

– ¿Y tu canción favorita?

– ¿Está en tu repertorio de esta noche? Dime que sí..

-Mmmm. Pues me temo que no. He escogido un repertorio para 45 minutos de 10 canciones más bien lentas y tranquilas.

-Y…¿La tocarías para mí ‘A pleno sol’?

(RISAS)

#díasquenoseolvidanjamás

HASTA PRONTO, QUERIDO MIKEL. ERES UN AUTÉNTICO HÉROE DEL #CORAZÓN, DE LA CONVERSACIÓN VIBRAN-TE Y DE LA BUENA MÚSICA. ¿QUÉ MÁS SE PUEDE PEDIR?

-¿Te han dado eso?

-Sí, lo tengo. 😉

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: