Entrevista Alicia Luna

ENTREVISTA A ALICIA LUNA, GUIONISTA (min 13)

A mi queridísimo amigo C. 

-“Los guionistas siempre somos muy vampiros”. (Alicia Luna)

– “Mis guiones empiezan muchas veces con punzadas que no te dejan dormir”.

-“Con la crisis acepto encargos que antes no hubiera aceptado, pero me tengo que sentir medianamente implicada con ellos; si no nada” .

-“Tengo una cuenta pendiente que es una película sobre una familia a la que desahucian; ya tengo productor y tenemos a los actores, ahora sólo nos queda el dinero para levantarla”.

ARTURO SAN ROMÁN:

Hoy en nuestro espacio de cine abordamos un tema muy especial. Hoy hablamos de mujeres y de cine. Y para ello entrevistaremos a Alicia Luna, guionista, fundadora y directora de la Escuela de Guión de Cine de Madrid y ganadora de un premio Goya por su película Te doy mis ojos, en 2004, entre otros galardones.

CARMEN VILA:

Buenos días, Arturo. Hoy hablaremos de mujeres y de cine, pero antes de nada, vamos a escuchar este fragmento de una película, que seguro que si no todos, la mayoría de nuestros espectadores han visto.

  

¿La reconocen? Seguro que sí. Te doy mis ojos (de Icíar Bollaín) obtuvo 22 Premios , entre otros, 7 Premios Goya, Concha de Plata a Mejor Actriz (Laia Marull) y Actor (Luis Tosar) en el Festival de San Sebastián. Y Nominación Mejor Actriz y Actor en los Premios Europeos de Cine.

Una gran responsabilidad de que esto saliera tan bien la tiene nuestra invitada especial, que hoy la tenemos al teléfono, Alicia Luna, guionista, fundadora y directora de la Escuela de Guión de Cine de Madrid, un lugar de encuentro donde los profesionales inspiran, comparten y enseñan a través de su experiencia a la nueva generación de guionistas de cine y televisión.

Alicia Luna, es una guionista comprometida que se adentra en el cine con Te doy mis ojos, escrita junto a Icíar Bollaín. Además de un Goya al Mejor Guión Original obtuvo tb el Premio al Mejor Guión Europeo.

Inició su carrera como guionista de cine con Pídele cuentas al rey, dirigida por José Antonio Quirós en 1999 y que recibió el Premio del Público en el Festival de Cine de Valladolid. Otras películas destacadas:  Sin ti y La vida empieza hoy, que ganó el Premio de la Crítica en el Festival de Málaga. Alicia Luna ha realizado también guiones publicitarios y teatrales como La voz de Doris Day, Encerradas y ha escrito los libros Nunca mientas a un idiota (póker para guionistas y demás escribientes) y Matad al guionista.

Alicia… ¿Cómo te adentraste en el mundo del cine?

Empecé en el mundo del cine en la Filmoteca Española. Ahí aprendí a hacer sinopsis. Luego fui jefa de prensa en Alta Films y más tarde, con Elías Querejeta. Después salté al Festival de San Sebastián y me encargué del departamento de la industria… En fin, di muchas vueltas hasta llegar a ganarme la vida como guionista.

Cine social, centrado en la mujer en muchas de las obras, de autor, reivindicativo… ¿De dónde surgen tus ideas y cómo van adquiriendo contenido y forma?

Como dice Icíar Bollaín, es la línea del teléfono, es lo que llega. Pídele cuentas al rey reivindicaba el trabajo para la gente que pierde su trabajo a los cuarenta y tantos. Después de Te doy mis ojos se procura encasillar, pero esta es la única película que reivindica el espacio de la mujer y su dignidad. Previamente, Icíar y yo habíamos escrito un corto documental: Amores que matan, que fue de donde surgió Te doy mis ojos.

Las siguientes, Sin ti va sobre una mujer que se queda ciega y La vida empieza hoy es una historia sobre las personas mayores y su dignidad.

La vida empieza hoy. Una visión esperanzada y optimista en clave de comedia ¿Dónde y cómo surge la historia? ¿Cuál es tu propósito y cómo fue la creación del guión?

Surge porque me entero gracias a una amiga que a otra amiga –los guionistas siempre somos muy vampiros- la van a despedir de un centro social de la tercera edad en Cataluña, y lo van a cerrar porque los hijos de las ancianas se han enterado de que allí están dando clases de sexo. Uno de los hijos, su madre le ha pedido irse a vivir con su novio, un señor de 80. Va al centro de salud y ve que se están impartiendo clases de sexualidad. A mí me llega esta noticia y yo veo aquí un peliculón. Estuve documentándome con sexólogos y me documenté mucho pero no encontraba a nadie que quisiera dirigirlo. Pero a mí no me gusta dirigir, ni mucho ni poco. Además no sé. Pensé: ¿Y si lo hago en ficción? Y emprendí el camino junto a Laura Mañá.

¿Cuál es el proceso creativo que empleas para escribir, cómo te inspiras?

Son ideas que están ahí y te suelen pillar trabajando. Algunas ideas te dan unas punzadas más fuertes que otras. Esa punzada no se te olvida, y hasta que no te metes en el tema no te quedas tranquila. La historia de Te doy mis ojos surge en Amores que matan y era un hecho real que había salido en un periódico. Un hombre había matado a su mujer de la que estaba separado con una escopeta en un parque infantil de Cuenca, hace muchos años. De ahí surge la idea. La idea del corto era: qué les pasa a estos hombres. Y empezamos a investigar qué tienen los hombres en la cabeza para maltratar. Algunas personas le propusieron a Icíar hacer un ‘largo’ y me ofreció ser su guionista. Pero intentamos hacer una reflexión de qué le pasa a una mujer para aguantar tantos años con un maltratador. Y de ahí surgió Te doy mis ojos.

¿Y las demás?

Son encargos que me hacen. Aunque ahora son encargos y si necesito el dinero y si me gusta. Pero tengo que sentirme medianamente implicada con la historia, pero a veces son punzadas, ideas sin más. A veces, no te dejan dormir. Una vez que empieza la punzada, comienza el lío y el caos porque hoy en día con la crisis no es tan fácil levantar una película. Empiezas a buscar un productor y un director…

Sueños/retos pendientes (trabajos profesionales y personales presentes y futuros)

Tengo una cuenta pendiente sobre una familia a la que desahucian. Es drama, es comedia, es thriller. Esta es mi cuenta pendiente y quiero que salga. Cuando la terminé de escribir pensé que se quedaba obsoleta y, afortunadamente, no. Empecé a escribirla en el 2007. Ese año busqué a la plataforma Stop desahucios que eran tres abogados y diez personas de diferentes nacionalidades que se reunían en Barcelona. Allí había mucha humanidad y ellos son los que están ahora. Aida Colau… Cómo han crecido me llena de orgullo. Tengo que conseguir que se pueda producir. Sólo hace falta el dinero para levantarla.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: