Archivos Mensuales: junio 2014

Entrevista a Enrique González Macho

ENTREVISTA A ENRIQUE GONZÁLEZ MACHO (minuto 33)

Otras entrevistas: https://decinecarmenvila.com/radio/

Enrique González Macho, presidente de la Academia de Cine

enrique_gonzalez_machoEl presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho fue reelegido el pasado 25 de mayo frente a su rival, Piluca Vaquero. El productor, distribuidor y exhibidor González Macho obtuvo 290 votos frente a los 110 de Piluca y preside la institución los próximos 3 años, hasta 2017.

Enrique nació en Santander en el 47, estudió en el Liceo Francés de Madrid y comenzó las carreras de Arquitectura y Económicas. En el 76, adquirió Altafilms y es propietario de los Cines Renoir y de Filmin. Fue guía turístico y el primero que puso cine soviético en la España tardofranquista.

En 1998, recibió el Premio Nacional de Cinematografía y fue nombrado en Francia caballero de la Orden de las Artes y Letras por su apoyo a la cinematografía europea. En la 56º edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid fue galardonado con la Espiga de Honor.

Desde 2013, ha vivido un año un tanto traumático por el desmantelamiento de su  empresa cinematográfica Altafilms. El propietario de la cadena de Cines Renoir, de cine independiente, mantiene abiertas 20 de salas de cine de las cerca de 200         que llegó a tener activas en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Palma de Mallorca,  Cuenca, Guadalajara y Santa Cruz de Tenerife.

Arturo San Román: Enrique, buenos días. Antes de que Carmen entre a fondo con sus preguntas, yo quería hacerte una pregunta, una curiosidad. ¿Qué parte tiene en tu pasión por el cine la Plaza del Liceo?

Era un lugar donde se podían ver películas que en un momento determinado no se veían en las pantallas de España, desgraciadamente. La Plaza de París para mí tiene muchos recuerdos. Además era una plaza donde no había coches, entonces. Ahí patinábamos, ahí jugábamos al frontón contra las ventanas de lo que es ahora el Tribunal Supremo y era un sitio maravilloso. Y había una barandilla donde nos poníamos todos para ver a las chicas salir del colegio.

Carmen Vila: Enrique, parece que usted gusta, el pasado 25 de mayo volvieron a elegirle y por una mayoría aplastante frente a su rival. ¿Qué ha hecho tan bien estos últimos años de la Academia de Cine para que vuelvan a elegirle triplicando el número de votos a su favor?

Los de cine son un poquito ‘raritos’ o somos un poquito ‘raritos’. Entonces, pasan estas cosas, que me hayan votado así. ¿Qué he hecho? He procurado hacer cosas que no estuvieran mal, simplemente. Y bien, no soy quien para juzgarlas si las he hecho bien o no, son los académicos los que lo pueden decir. Lo que he procurado, eso sí -yo le tengo gran cariño a la Academia-, es que se mantuviera en estos tiempos un poco difíciles, que todos conocemos, a nivel político, a nivel económico, en todas las circunstancias. He procurado que se mantuviera un poco, no al margen, porque forma parte indudablemente de la sociedad,   pero sí descontaminarse de todos los vaivenes que está habiendo, que mantuviera su dignidad y fuera un lugar respetable. Es lo que he procurado, nada más.

¿Qué medidas, desde este punto de vista, cree usted se pueden tomar desde la Academia de Cine para que jóvenes, desempleados, niños u otros colectivos como las personas con discapacidad puedan disfrutar de una película a menor precio que el habitual que ronda los diez euros?

La Academia no es un organismo ejecutivo. Cuando nos dicen ¿cuándo vais a bajar el IVA? Eso es el Consejo de Ministros. Lo único que podemos hacer y es lo que hacemos es en todo aquello que afecta al cine y a la cultura en general es estar presentes con nuestras propuestas y elevarlas a quien corresponda, ya sea al poder público, al privado o a quien sea. Más no podemos hacer porque somos una entidad privada sin ánimo de lucro y que no tiene ningún poder ejecutivo, ni somos una patronal ni somos tampoco un sindicato. Somos una asociación, simplemente. Eso sí, es muy viva, estamos constantemente y en todos los foros donde se nos quiere escuchar dando nuestras opiniones, intentando convencer. Más no podemos hacer, no ejecutamos.

En lo que discrepo es en el precio de la localidad. No sé a qué cines irás. Mira, te voy a aconsejar un ejercicio muy sencillo. Cógete la recaudación de Ocho apellidos vascos y divídela por el número de espectadores. Digo esa porque es a la que más gente a ido, porque se ha visto en cines grandes, pequeños, medianos, en todos.

El precio medio de la localidad que te va a salir, sorprendentemente, es 5,60 euros. Cógete la de Lo imposible de hace dos años. La misma operación. Va a salir 6,50 euros. Cógete la de Avatar de hace cuatro años. Va a salir 7,20 euros. Es decir, el cine hoy, el precio medio de la localidad, que es lo que vale, está mucho más barato que hace dos años y que hace cuatro años, pese a la subida del IVA. Otra cosa es que haya cines que cobren 8 o 9 euros. Diez euros no conozco ninguno. Pero esa misma película, puedes hacer la diferencia y a lo mejor la ves por 4,50.

Es decir, también es un problema de ir cuando se debe de ir y pagar lo que se debe de pagar y normalmente hay localidades en todos porque desgraciadamente los cines no se llenan. A lo mejor un sábado a las ocho puede algún problema, pero nada más. Es decir, el precio medio de la localidad ahora mismo en España está en 5,60. Esa es la verdad.

Bueno, días como el del espectador…

Lo que sea, es decir, cógete los espectadores y divide la recaudación por el número de espectadores, que es un índice clarísimo. Digo esas precisamente porque son las más vistas, que están en todo tipo de cines, en los mejores y en los más flojos. No digo una película marginal, que solamente se pueda ver en un cine-club. Lo que pasa es que hay una obsesión con que el cine es muy caro porque con la subida del IVA, como protestamos tanto, como es lógico, pues todo el mundo dice ha subido el IVA pues ha subido la entrada, pero no es verdad, no ha subido, ha bajado.

Presidente, la piratería… ¿Qué daño está haciendo al cine?

La piratería está haciendo daño a todo, no sólo al cine sino a todo el ámbito cultural: al musical, al editorial, al cinematográfico. Somos líderes mundiales en piratería y ahí estamos. Es un círculo vicioso porque mientras haya este nivel de piratería las industrias legales en paralelo no se pueden desarrollar. Contra el todo gratis no hay nada que hacer. Por ejemplo, hay una panadería y una barra vale 60 céntimos y la pone a 10 céntimos y al lado hay una panadería que la da gratis, indudablemente no va a comprar ni la barra de 10 céntimos. Eso es evidente y es así. Esto haría que la industria panadera se desapereciera. Las industrias culturales están como están por culpa de la piratería. Hay un sentir por ahí que los arquitectos deben de cobrar, los periodistas debéis de cobrar, todo el mundo debe de cobrar menos la gente de la cultura, cosa que no lo entiendo porque es así, son trabajadores exactamente igual que los demás. Se crea una cultura del todo gratis, en que la juventud, lógicamente y tiene todo sentido, mientras se permita, seguirán acudiendo a ella. Lo difícil es que estamos en un punto en que ya una generación entera se ha criado o se está criando dentro del todo gratis. Luego vaya usted a cobrarles. Dirán que qué sinvergüenzas.

Enrique, en este sentido ideó Filmin, que debo confesarle que soy la fan número uno y aquí en este programa ha salido bastante, contra la piratería, películas desde dos euros y medio, en streaming, con la posibilidad de verlas durante varios días, de compartirlas con familiares, en casa ¿Cuál es el truco para que esto funcione porque está funcionando, no?

Es que no funciona. Filmin cuesta dinero todos los meses y mucho y lo estamos manteniendo como podemos porque es un esfuerzo de verdad muy fuerte. Se tardó cuatro años en montar hasta que se encontró un sistema tecnológico que creo que es uno de los mejores. Y puedo afirmar que es uno de los mejores en el momento que la Comunidad Económica Europea lo pone como portal modélico en Europa, es un portal español, curiosamente Filmin, que consideran que es el modelo que se debe hacer en toda Europa. Pero Filmin es deficitario, absolutamente deficitario. Va creciendo, es verdad. Claro, cuando partes de cero y creces 10, pues has crecido el mil por cien o no sé cuantos. Ahí no se puede decir que las películas son caras porque hay tarifas planas, las películas de estreno están a dos euros y pico, puedes ver películas para aburrirte por diez euros. No es caro. Repito, si esa misma película que cuesta 1,90 euro la puedes ver en pirata, aunque la veas mal, aunque luego juegue con tu IP y todas las consecuencias que pueda traer, pues la gente va a lo gratis.

Dicen es que no hay una oferta legal. Hay una oferta legal. Ha habido doce plataformas legales en España y varias han cerrado por lo mismo, porque han entrado en quiebra. Y las grandes no se van a a instalar en España. Se habla de Idiefix. Es que cuando venga Idiefix. Vino a España. Estuvieron alojados en el Hotel Palace y fui a verles porque me llamaron y me dijeron que se querían instalar en España. Dije qué gusto que ustedes el primer país que elijan para desarrollar en Europa es España y me extraña que no vayan a Italia, Francia, Inglaterra, Alemania, que son países más potentes económicamente hablando. Me dijeron que España es el país que tiene más hábito de descargas de Europa. Pero cuando vieron cómo eran esas descargas salieron corriendo y no han vuelto. Se fueron a Sudamérica y ahora se están instalado en Europa, pero no en España. Los consumidores que abusan del todo gratis. Es que en España no hay plataformas. Es que no hay plataformas porque no permitís que las haya y no van a venir y es lógico, se instalen en un país civilizado en ese aspecto porque competirán con quien sea necesario en precios con los demás legales pero con el todo gratis no se puede competir. Es absolutamente imposible competir con eso. Estamos haciendo un retraso en ese aspecto brutal que luego nos va a costar años recuperarlo. Idiefix su primer objetivo era España. Salieron hace dos años de aquí y no han vuelto, no quieren saber nada.

Cambiando de tercio, presidente, ¿ha visto la última película de Rosales, la que fue a Candance, Hermosa juventud?

Le entrevistamos precisamente la semana pasada, en este mismo espacio. Hace una crítica descarnada sobre las pocas oportunidades para la juventud de clase media baja en España ¿Cómo motivaría usted a estos jóvenes, que creo que sí se puede, desde la Academia, que tienen su vida, en cierta medida quebrada, por sus circunstancias, etc?

Quizás es un poco frívolo por mi parte opinar sobre algo que conozco perfectamente, tengo cuatro hijos, dos están sin trabajo, sé perfectamente cómo está la juventud y la no juventud. Me preocupa, quizá más que la juventud, que tienen toda una vida por delante, mejor o peor, ese gran estrato de personas entre los 45 y 65 años, que están sin trabajado, que sí que tienen muchas más dificultades para encontrar trabajo, pese a tener en muchos casos una preparación muy buena. Eso es lo que me preocupa enormemente. Y en la juventud exactamente lo mismo. Lo único que puedo decir en eso es primero, no ser conformistas, lo cual no quiere decir que se incite a la revolución absurda, sino a exigir y a pedir, dentro de lo que es posible el máximo y a perseverar y que no se rindan, eso es esencial. Pero en mayores o menores circunstancias, creo este año es más grave que nunca.

En estos periodos, desgraciadamente, en los años 80 tuvimos una crisis muy fuerte y en los 70 hay que recordarla también muy fuerte, quizá no tan aguda como la actual, quizá ahora se sepa más que entonces porque la comunicación es mucho más rápida y llega a mucha más gente que antes. De las crisis se suele salir y lo importante para poder salir es que no te ahogue antes, intentar pelear.

Cuando veo que hay gente que quiere ser portero de un cine que viene con dos carreras y tres idiomas. Y es verdad, y es así. Ingeniero de Montes y no sé qué más, con tres másters y con dos idiomas. ¡Qué triste es esto¡ Y qué puedes hacer, que no se desanimen. Hablamos de gente joven, que, por supuesto es nuestro futuro, pero lo que me duele mucho más es ese estrato de sociedad entre los 45 y 50 años, que están en su mejor momento laboral, en su mejor momento de conocimientos, con una experiencia que no tiene precio y que están en la calle y no hay forma de que puedan trabajar y con unas responsabilidades de familias, eso sí que es muy terrible.

Y con escasas esperanzas de volver al mercado laboral…

Exactamente, con muy pocas esperanzas de volver al mercado laboral sano porque siempre se puede volver a un mercado laboral podrido y precario. Para mí el gran problema que tenemos en este país, es que los ricos son cada vez más ricos y los pobres, cada vez más pobres y se está destruyendo la clase media. Sobre todo un país como España donde no tenemos recursos naturales, no tenemos petróleo, ni tenemos gas, como Noruega.

La clase media es la que mantiene un país como España a través de las pequeñas y medianas empresas y es lo que se está yendo a hacer puñetas. Eso se ve todos los días, yo lo he vivido ahora muy directamente y es muy terrible.

Parece que hay dos realidades: eso que nos cuentan que todo va muy bien, la bolsa tira para arriba, los fondos de inversión, la prima baja y luego hay la realidad de la calle

Claro, son dos conceptos… El capitalismo llevado a los extremos. Posiblemente nos estemos recuperando ahora, según dicen, no lo sé, no lo entiendo. Afortunadamente nunca acabé Económicas porque sería un desastre… Probablemente, no lo sé, a los bancos les vaya estupendamente bien, pero mientras esto no se traduzca en riqueza socializada, no vamos a ningún lado.

En este sentido, otra mala noticia, que sí me gustaría comentar. Este jueves leía en un períodico de referencia que la fundación que promovía la imagen cinematográfica de Madrid se haya también al borde del cierre, la Madrid Film Commission ¿Qué le parece?

Que somos un país de extremos.Las Film Commission son esenciales para atraer rodajes a los lugares que dejan mucho dinero. Eso, como es un tema fiscal, a quien nos entiende y todavía están pensando, cuando se ha demostrado en el mundo entero que funciona así.

Mira, hay una noticia muy curiosa: el lugar donde menos películas se ruedan ahora mismo en Estados Unidos es en Hollywood porque no tienen desgravaciones. Y todo se rueda fuera de allí. Sigue siendo la cuna del cine para vivir y dormir, pero no para trabajar. Los rodajes traen mucho dinero y aparte de dinero, una cosa para mí mucho más importante y esencial: la imagen del lugar donde se rueda, sea lo que sea lo que se ruede. Es lo que produce cuando uno va a Nueva York por primera vez en la vida, te conoces Nueva York mejor que si hubieras estado allí viviendo seis meses y es porque lo has visto millones de veces. Fue lo que pasó con Vicky Cristina Barcelona en cuanto a los cruzeros, que se ampliaron porque había millones de americanos que querían ver la ciudad donde estaban Bardem y… No me quiero extender en eso

Se crean demasiadas Film Commisions en España porque hay para aburrir. De todas formas, bien hecho está que se creen, pero si no les dota de los más mínimo hablamos de unos pocos miles de euros para que trabajen, se van al garete. El problema de la Madrid Film Commission creo que es de 200.000 mil euros. A mí me da mucha risa, que sea eso, pues en un rodaje importante en una ciudad se gastan cientos de miles de euros diarios. Fiscalmente, no se entiende. Sí, hablan, dicen que en Hacienda van a hacer algo. Mientras tanto, todo el mundo se va afuera. En Marruecos, en Ouarzazate, tienen unos estudios impresionantes, hay miles y miles de marroquíes que viven de eso. Antes estaban en España, en Almería, pero nos volvimos locos con los precios y se fueron para allá y hacen bien.

O la música. No sé si te habrás fijado que no hay una sola película ahora, incluso española, que no se haga en Praga o en Budapest. Ahí aquí también excelentes orquestas y excelentes músicos, probablemente tan buenos o muy parecidos a ellos, pero es evidente que si allí te cuesta la mitad y tienen las mejores orquestas también, pues la gente se va allí a hacerlo. No se trata de bajarse los pantalones, ni mucho menos, se trata de un tema fiscal. Si un señor se gasta aquí mucho dinero, que tenga un retorno de parte de ese dinero porque ya deja suficiente aquí y además es algo con lo que no se cuenta y que vengan. Un país como España es quizá el mejor plató que hay en Europa. Porque si quieres hacer una película de montaña, la tienes, de desiertos, la tienes, de playas, no hablemos, de sitios absolutamente desérticos, que no sean desiertos, los tienes. Tenemos una variedad paisajística e histórica, que muy pocos países de Europa lo tiene. Y encima es una país civilizado.

Está claro. Dos últimas preguntas: su director favorito español y extranjero y una película que recomendaría a nuestros oyentes, su favorita, alguna especial o alguna recomendación especial de los Renoir

Yo con mucho gusto diría cuál es mi director español favorito pero no debo decirlo.

Lógicamente… Pero nuestra obligación es preguntarlo…

Exactamente. También es cierto, así favorito, favorito, no tengo ninguno, no soy nada mitómano. El director extranjero, sigo admirando de una forma brutal a Woody Allen. Sé que no es nada original. Un señor que con 75 años sigue haciendo una película al año y generalmente en el 99 % de los casos acierta, más o menos, lógicamente no puede ser siempre excelso porque si fuera siempre excelso, sería vulgar. Sigue dándonos una alegría todos los años. Una película que recomendaría, es una película muy sencilla italiana, pero que es muy divertida, y además con el momento político actual gusta a la gente, que es Viva la libertad.

Nos la apuntamos porque esa sí que no la he visto

Es una película que no es nada del otro jueves. Creo que al cine hay que ir a pasárselo bien, no es realmente para sufrir, y esta es una película donde uno se lo pasa bien y es una ironía sobre el poder político que está muy bien

Presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, muchísimas gracias, ha sido un placer tenerle con nosotros y gracias por los minutitos que nos ha dedicado.

No, al revés, muchísimas gracias a vosotros y espero que no haya desconectado mucha gente.

 

 

Anuncios