Trilogía. Paraíso: Amor, Fe y Esperanza

“Eins, zwei und drei. If you are happy and you know it, clap/cut your fat; if you are happy and you know it, clap/cut your fat…” . // “Uno, dos y tres. Si estás feliz y lo sabes, quema tu grasa; si estás feliz y lo sabes, quema tu grasa”. (Paraíso: Esperanza).

Trailer Paraíso: Amor

Trailer Paraíso: Fe

Trailer Paraíso: Esperanza

Un tríptico magistral. 

Las lecciones más importantes de mi vida las he aprendido viajando. Así, por dar alguna pista más, tengo archivadas salidas como la de un campamento deportivo en Cambados (Galicia), donde conoci a Ortega Lara, que fue secuestrado por ETA durante 532 días, casi un año y medio, entre 1996 y 1997; varios intercambios con mi amiga Marshall, de familia irlandesa, en una de las ciudades que más me gusta de Europa: Londres; un Camino de Santiago, coincidiendo con el Año Santo Xacobeo, 1999, y, por último, un interrail inolvidable con un postre #decine: Venecia.

A veces, también alguna película me ha ayudado a cambiar de rumbo en la vida. Y, de repente, una noche de agosto en buena compañía, acudes a uno de tus cines favoritos en Madrid, los Golem, y te encuentras con la mejor trilogía del presente año que ya has visto un par de veces en un mes. Extraordinaria. Se trata de un tríptico magistral donde se tratan tres temas universales, el amor, la fe y la esperanza, desde todos sus vértices, generalmente amargos. La vida misma.

Una madre divorciada que acude a Kenia con un grupo de amigas, para encontrar el amor ¿de su vida?, su hermana, protagonista de la segunda entrega, Fe, y, por último, su hija, una chica adolescente, rubia y guapa que no está contenta consigo misma y que comparte habitación en un campamento de verano para adelgazar con otras tres compañeras, hijas también de padres separados.

La mejor? Sin duda Esperanza, y, después, Amor. Fe es, quizás, más íntima, pero torna en larga y pesada en la segunda parte. ¿Quizás hasta claustrofóbica?

Un gran regalo para sobrellevar el último cuatrimestre del año. No se la pierdan.

Escenas más destacadas:

1. Amor: en la piscina del hotel, comentarios entre la protagonista y sus amigas (“Tienes que olerle la piel a los negros, es inolvidable”. Momento “moto”. Y, en la casa de él, tumbada sobre la cama, protegida por las mosquiteras, con el ruido del ventilador.

2. Fe: “Acepto la corona de espinas por usted, (…), pero no me pienso casar y quiero seguir viviendo en pecado”; “cuán pasajera, cuán fútil…” (con música), y la interpretación excelente de la pareja (la hermana de la divorciada y su marido, musulmán, que lleva silla de ruedas). Escenas en su casa magistrales.

3. Esperanza: “Puedes ir? -Dónde? A guiarme”. (Letras escritas en el cristal del coche de la tía de la protagonista: Radio María); el final de la película, muy logrado; “la disciplina debe primar en la vida, en los deportes y en todo lo demás”, y por último, la BSO (minuto 1:40)

Anuncios
Etiquetado , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: